Último concierto del Director Oscar Osorio con la Banda Sinfónica de Yucatán “Luis Luna Guarneros”

Con teatro lleno y la emoción a flor de piel, anoche, en el Concierto “Lunas navideñas” de la Banda Sinfónica Juvenil “Luis Luna Guarneros”, Oscar Ariel Osorio Ramírez ejecutó su último concierto como director titular de esta agrupación, cediendo la batuta a su maestro, Todor Ivanov, para continuar con su carrera con nuevo proyecto que iniciará en enero próximo.

Hace quince años, cuando Oscar inició su formación musical, fue alumno de trombón del maestro  Ivanov, quien, junto con el maestro Luis Fernando Luna Guarneros, lo animó para que fuera al Conservatorio de San Petersburgo a estudiar su maestría en Trombón. A pesar de la distancia, nunca perdió el contacto con ambos mentores, de quien se siente muy agradecido por sus consejos y apoyo en los siete años que estuvo lejos de casa.

En 2016 al regresar a Mérida, Oscar se integró a la Banda Sinfónica de Yucatán “Luis Luna Guarneros” como director adjunto para apoyar a Francisco Gamboa Fierro, quien asumió la titularidad de la agrupación tras la lamentable muerte del maestro Luna con la finalidad de conservar el legado del apreciado mentor y posteriormente queda al frente de la agrupación, en la que se inició como trombonista.   

Y que mejor manera de hacer el cambio de estafeta que un alegre y emotivo concierto con temas navideños, en el que se contó con la participación del coro “Voces en escena” que dirige el maestro Víctor González Pérez, ofreciendo un repertorio con las dos disciplinas que tanto apasionaban al maestro Luna Guarneros: la música y el canto.

Alternando la dirección con la ejecución del trombón, Osorio e Ivanov cerraron un ciclo, sabiendo que la música los mantendrá en contacto  y sin duda, seguirán coincidiendo, ya no como maestro y alumno sino como colegas y amigos.

Uno de los momentos más aplaudidos de la velada, que se llevó a cabo en el Teatro Daniel Ayala, fue cuando la Lic. Érica Millet Corona, Secretaria de Cultura del Estado de Yucatán entregó a Oscar un reconocimiento por su participación en la Banda Sinfónica, misma que se lleva en el corazón y la cual está dispuesto a dirigir como invitado si así se lo solicitan.